No hay invierno que se precie sin un buen plato de sopa en la mesa, y es que es la única manera de entrar en calor cuando las temperaturas del exterior deciden tenerte calado de frío hasta los huesos, ¿verdad? Pues puede que ahora el plato de sopa que pidas acabe con un par de billetes en tu bolsillo, ya que en Chicago hay un bar, Mather’s: More than a Café, que te da dinero si consumes su sopa.

La idea no es otra que ofrecer un tazón  de sopa caliente de champiñones, brócoli, chícharo y minestrone por un precio irrisorio si la temperatura de la calle está por encima de los cero grados y pagarte ellos a ti si dicha temperatura bajan de cero, una marca que se toma a diario de la información predicha por el Chicago Trubune.

¿Rentable? Por supuesto que no, pero si en cuanto a la aseguración de una fidelización del cliente.