Esto es demasiado, ¿no? Una cosa es innovar con los sabores de las bebidas y otra, muy diferente, echar cualquier cosa a un vaso y llamarlo “refresco”. Pues ve mentalizándote porque esta creación está gustando y mucho en Estados Unidos, veremos cuando llegue a España (si es que consigue traspasar las aduanas).

Antes de seguir, ¿eres de los que quita el pepinillo del Whopper y Big Mac o lo deja? Si perteneces al primer grupo tienes que estar indignándote con este titular, pero si eres de los segundos, presta atención porque ya tienes nueva bebida favorita: los dueños de una cadena de refrescos con gas, la Grandpa Joe’s Candy Shop , han lanzado un refresco con sabor a pepinillos llamado Pickle Juice Soda.

Aunque los sorpresas no acaban aquí, así que quienes detesten el pepinillo y se hayan retirado de este artículo en las primeras líneas, que vuelvan. Este refresco está elaborado a base de caña de azúcar, así que no cuenta con el sabor clásico ácido del pepinillo, si no más bien se trata de un refresco muy azucarado con un ligero regusto (que no sabor) a este encurtido.

Un trampantajo de sabores apto para todo los públicos y gustos, ya que como bien informan desde la cadena, la idea es engañar a los sentidos y al cerebro, los cuales esperan que el olor fuerte de esta bebida coincida con un sabor similar, pero la sensación en boca es totalmente contraria, es dulce, adictiva, apetecible.

Nosotros ya lo tenemos claro, acaban de convencernos. Nos gusta. Tendremos que ir a Ohio o Pensilvania para probar esta bebida que se vende por 2’26 euros en tienda o comprarla por unos nueve euros a través de la tienda online.

via GIPHY