Llegó hace un año para conquistar nuestros paladares con su ya famosísima hamburguesa de “El Capricho de León” y su cazuelita de patatas trufadas, champiñones y queso. Y este mes de septiembre regresa de nuevo pisando más fuerte que nunca para hacernos la entrada al otoño mucho más apetecible.

Después de un año aunando tradición, bueno productos y mucho mimo, el chef César Galán ha vuelto a coger papel y lápiz para idear y plasmar la nueva propuesta gastronómica de Teckel. Una carta única y heterogénea que permite al comensal apreciar el producto de la mejor forma presentado. Acorde con la temporada, además de coincidir con el primer aniversario, Teckel propone nuevos platos que mantienen la esencia de su cocina pero dando siempre un toque distinto y sorprendente.

Así pues destacamos el bao preñao con huevo frito y bechamel, el cochinillo glaseado con puré de patata y y manzana asada, los espaguetis con albóndigas míticos de ‘La Dama y el Vagabundo’ o el bocadillo de butifarra blanca con queso Edam y pimientos asados.

Una carta que puede saborearse tanto en el interior, diseñado por el archiconocido estudio Cousi Interiorismo, como en la terraza, obra de María Villalón, abierta todo el año y con capacidad para 80 personas.

Unas apetecibles novedades que no querrás perderte (al menos nosotros) y que llega acompañada de Pointer, un nuevo proyecto del grupo empresarial responsable de Teckel del que muy pronto hablaremos. Hasta entonces ya sabes, a darle al ñam ñam.