Echamos mano de los frutos secos para recargar la energía que vamos perdiendo según transcurre el día, pero no lo hacemos de cualquier manera. Sustituimos el picoteo de ese surtido de almendras y nueces por una consistente ración de tarta con estos frutos secos, tanto en el relleno como en su cobertura.

Ingredientes:

  • 250g de harina.
  • 4 cucharadas de azúcar.
  • 150g de mantequilla.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.
  • 2 yemas.

Para el relleno:

  • 150g de nueces.
  • 150g de almendras.
  • 150g de dulce de frambuesas.
  • 150g de azúcar.

Preparación:

Para hacer la masa, la mantequilla debe estar a temperatura ambiente.

Tamizamos la harina en un recipiente y colocamos en el centro el resto de ingredientes. Vamos tomando todos los ingredientes hasta formar una masa suave sin amasar mucho.

Para el relleno, picamos las nueces y las almendras. Hacemos un almíbar con el azúcar, de un color ámbar suave y retiramos del fuego, vertemos ahí las nueces y las almendras y removemos bien.

Cubrimos el fondo de la tarta con el dulce de frambuesa y cubrimos con la mezcla, ya tibia, de frutas secas. Llevamos al horno, a temperatura media, durante 40 minutos.