La receta de este domingo nos llega desde Ucrania, nada más y nada menos.

Quizá a algunos les suene pero el bortsch es básicamente una sopa con verduras que destaca por su color rojizo debido a las raíces de remolacha con las que está elaborada tanto en su versión fría como caliente.

Hoy nosotros optamos por la caliente, que el frío todavía sigue instalado en la mayoría de ciudades españolas así que toma nota y a cocinar esta rica receta del libro Súper sopas para comidas completas de la editorial Lunwerg.

Ingredientes (para 6 personas):

  • 2 zanahorias
  • 2 patatas para sopa
  • 2 puerros
  • 2 remolachas rojas crudas
  • ½ lombarda
  • 2 tomates (o 150 g de tomates en conserva)
  • 1 cebolla
  • 4 cucharadas soperas de crema fresca espesa
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva
  • Vinagre de vino
  • Sal
  • Pimienta

Modo de preparación:

Lavar todas las verduras, pelarlas y cortarlas en trozos pequeños.

Rehogar la cebolla cortada en rodajas y los puerros en una olla con el aceite de oliva durante 5 minutos, removiendo con frecuencia para que no se peguen. Añadir el resto de las verduras, cubrir con abundante agua y salar. Llevar a ebullición, bajar el fuego, tapar y dejar hacer a fuego lento durante 25 o 30 minutos, removiendo de vez en cuando para que las verduras se cuezan de manera homogénea.

Retirar del fuego cuando todas las verduras estén cocidas y batir ligeramente para que queden trozos. Añadir un chorrito de vinagre de vino y rectificar el punto de sazonamiento. Repartir el bortsch en los platos, añadir crema fresa y servir.