Aunque la forma más común de consumirla es en porridge, la avena también acepta otras elaboraciones como la que hemos preparado gracias a Quaker. Una delicia en formato salado para paladares veganos,

Ingredientes:

  • 3/4 de taza de harina de almendras
  • 3/4 de taza de avena molida
  • 1/4 de taza de copos de avena Quaker
  • 3 cucharadas de aceite de coco o aceite de oliva
  • 1cucharada de perejil
  • 1 cucharada de agua fría
  • 1/2 cucharada de sal y pimienta

Para el relleno:

  • 1 paquete de tofu firme, escurrido
  • 2 tazas de espinacas frescas
  • 2 tazas de tomates picados
  • 4 tazas de cebolla dulce picada
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Semillas de sésamo
  • 1 cucharada de bebida vegetal
  • 2 cucharaditas de especias
  • Ajo picado
  • Sal y pimienta

Modo de preparación:

Precalentamos el horno a 180ºC.

Sofreímos ligeramente los tomates y la cebolla con aceite, ajo picado y sal hasta que se reduzcan a la mitad.

Mientras se hace el sofrito, mezclamos la harina de almendra, la avena molida, los copos de avena, el perejil, la sal y la pimienta en un tazón grande.

Agregamos el aceite de oliva y el agua fría y mezclamos con las manos hasta que la mezcla empiece a mantenerse unida. Si parece seca agregamos 1 o 2 cucharadas más de aceite.

Colocamos la masa en un cuenco para quiches. Presionamos hacia abajo y hacia los costados hasta que quede una masa fina e uniforme. Horneamos la masa durante 10-12 minutos.

Para el relleno, colocamos el tofu, el aceite de oliva, las semillas de sésamo, la bebida vegetal, el perejil, la sal y la pimienta en un procesador de alimentos y batimos la mezcla hasta que esté completamente homogénea.

Añadimos las espinacas frescas al relleno, lo mezclamos todo con el sofrito y vaciamos la mezcla sobre la masa.

Horneamos sin cubrir durante 32-37 minutos, hasta que la corteza esté doradao. Dejamos enfriar durante 10 minutos antes de desmoldar y listo.