Tanto comer sano nos va terminar convirtiendo en personas aburridas –si es que no lo somos ya-. Defendemos y apoyamos una alimentación equilibrada y lo más alejada posible del azúcar, pero de vez en cuando hay que saltarse las reglas y jugar a pasarlo bien. ¿Cómo? Con un plato de “quesadillas” de chocolate blanco con virutas de chocolate negro en su cobertura. ¡Y que sea lo que el cuerpo quiera!

Ingredientes:

  • 120g de chocolate blanco en tableta.
  • 125 g de harina.
  • 2 huevos
  • ¼ l  de leche entera
  • 25 g de mantequilla
  • 5g de azúcar
  • una pizca de sal
  • un puñado de virutas de chocolate negro.

Preparación:

Comenzamos mezclando todo los ingredientes en un bol, a excepción de la mantequilla, que la utilizaremos para untar la sartén a la hora de hacer las  quesadillas.

Una vez untada la sartén y de haber mezclado bien todos los ingredientes hasta conseguir una mezcla homogénea, añadiremos dos cucharadas o tres, según veamos el espesor, de masa a la sartén.

Una vez doradas las quesadillas por cada cara, retiraremos del fuego y emplataremos dando la forma de quesadilla y con el relleno  de chocolate blanco, el cual previamente hemos puesto a calentar al baño María durante cinco minutos.

Servimos caliente y con algunas virutas de chocolate negro esparcidas en su cobertura.