Tenemos una respuesta rápida y rotunda a esta pregunta: como la ciencia diga, porque una vez más los expertos han dado con la clave para hacer algo de forma excelente, llegándole el turno esta vez al sofrito de tomate.

Un estudio publicado por la revista Food Research International  ha desvelado la forma correcta de preparar el mejor sofrito de tomate para ser, a su vez, el más saludable y rico de cualquier plato de comida .

Nada fácil es preparar el que será el condimento base de muchas guarniciones, ya que el éxito de un sofrito no está sólo en poner a maridar tomate y cebolla, sino también en el tiempo que se dedique a su cocinado. Y aquí es donde entra en juego la ciencia, quien señala que tener a fuego lento estos dos ingredientes durante una hora acelera la producción moléculas beneficiosas para el organismo.

Una clave rotunda y sencilla de seguir que ha sido estudiada por la Facultad de Farmacia y Ciencias de la Alimentación de la Universidad de Barcelona y del Centro de Investigación y Biomédica en Red de Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición. Un trabajo que, tras varias investigaciones y experimentos, ha concluido en que la mezcla de ambos ingredientes (tomate y cebolla), puestos al fuego durante una hora liberan los carotenoides necesarios para fortalecer la salud de quienes lo consuman.