Hace ya más de un año que abrió sus puertas en el barrio de Chamberií el restaurante Premiata Forneria Ballaroó, donde el chef Ángelo Marino ofrece una propuesta algo más informal pero igual de cuidada y deliciosa que en su Fornería Ballaró. Tras ese tiempo de rodaje, los resultados no podrían ser mejores, y esa confianza en el buen hacer se pone de manifiesto en su renovada carta.

Una de las novedades más interesantes llega con la fusión de culturas de los antipasti, donde podemos encontrar bocados como el lechón de Segovia con rúcula y mayonesa, el kebap de porchetta o la ensalada de garbanzos y pulpo. También hay nuevas anotaciones en el apartado de las pastas, aunque es el de las pizzas, plato estrella de la Fornería, donde Ángelo se ha empleado a fondo. La masa madre y por supuesto el horno de leña son los grandes protagonistas de unas recetas donde se combinan ingredientes e influencias multiculturales que confluyen en unas pizzas de las que dejan huella, presentadas en formatos individuales o para compartir. Se puede hablar de ellas, pero lo mejor es ir a probarlas.

NO TE QUEDARÁS SIN PROBARLAS

Las pizzas están disponibles con masa de harina tradicional, harina integral orgánica y harina sin gluten (para las de formato grande).