Estos pequeños cuadrados pegajosos y llamativos en amarillo canario, perfectos para dejar notas rápidas, mensajes de amor y hasta para diferenciar los contenidos de los tuppers del congelador, se han convertido en un elemento indispensable de nuestras casas y oficinas (y, a partir de ahora, cocinas) desde hace más de 40 años. Es probable que los hayas utilizado para hacer una pequeña lista de la compra, servir como recordatorio a tu pareja/hij@/amig@/vecin@ que tiene que comprar el pan o para marcar las páginas de tus recetas favoritas en el libro de cocina.

Pero ahora, los Post-it también servirán para el congelador y para llenar cada una de las baldas de la nevera. Para diferenciar si ese tupper del fondo tiene carne o pescado y, sobre todo, para ser más práctico y perfecto que nunca. Porque 3M sabe que utilizamos los Post-it más que las alarmas del móvil, la empresa lanzará este mes una línea perfecta que serán tanto o más útil que en las oficinas: Post-it Extreme Notes, fabricados con una tecnología totalmente nueva que las hará resistentes al agua, al calor y al frío pudiéndose pegar y limpiar fácilmente en superficies porosas y no porosas, desde acero inoxidable hasta madera y ladrillo. Entonces, ¿por qué no comenzar a utilizarlas con los tuppers?