La cadena de restauración Popeyes, propiedad de Restaurant Brands Iberia, alcanza los 51 restaurantes en España. De esta forma, y pese a la evolución de la pandemia, la cadena ha superado sus previsiones propuestas para estos dos primeros años. Además, ha generado más de 1.600 puestos de trabajo.

La apuesta de Popeyes por España ha sido firme desde su llegada en noviembre de 2019, donde ha realizado una inversión total de más de 42 millones de euros. España es un territorio prioritario y estratégico para la compañía, y ha sido la entrada de la marca en el mercado europeo convirtiéndose en un modelo de referencia a nivel mundial por su liderazgo en sostenibilidad, innovación de producto y ritmo de crecimiento; España hoy es el mercado con más restaurantes de Europa.

Así, 2021 ha sido un año clave para la marca, protagonizado por el crecimiento. A pesar de la difícil situación de la restauración, tres millones de clientes visitaron Popeyes, las ventas totales de la compañía alcanzaron los 20 millones de euros y se inauguraron 30 nuevos restaurantes, 29 de ellos en España y uno en Andorra.

Continuando con su ritmo de expansión, en los últimos 60 días la marca ha abierto al público 9 nuevos restaurantes, ubicados en Madrid, Barcelona, Valencia y Almería. De este modo, continua con el objetivo de convertirse en la cadena de restauración especializada en pollo líder en España. Así, Popeyes prevé duplicar su tamaño y triplicar su facturación durante este año, abriendo 40 nuevos locales en este 2022 para alcanzar los 200 en 2024.

Pollo 100 % fresco y de origen español

La calidad es un valor fundamental en Popeyes y engloba desde las materias primas a la elección de proveedores y por supuesto, al proceso de elaboración y la trazabilidad de toda la cadena de suministro. De este modo, la compañía apuesta por un nuevo concepto de comida rápida y cocinado lento, basado en un producto 100% fresco y de origen nacional.

Así, Popeyes es la primera compañía del sector en ofrecer el 100 % de su pollo fresco y de origen nacional -que proviene de granjas ubicadas en Navarra y Cataluña- que marina durante 12 horas en especias, siguiendo la receta de Luisiana, y reboza a mano cada día en sus restaurantes. Además, desde su llegada a España, la compañía ha adaptado su oferta a los gustos de nuestro país, incluyendo opciones adaptadas a la dieta mediterránea como el pollo a la plancha.

Love This Planet, un modelo de restauración sostenible

Bajo el lema Love This Planet, la compañía muestra su apuesta por un modelo de restauración sostenible y engloba sus compromisos en materia de sostenibilidad. Con el objetivo de reducir cada vez más su huella medioambiental, la marca trabaja en la sostenibilidad de sus edificios, los envases y el reciclaje y el abastecimiento responsable.

En este sentido, Popeyes implantará paneles fotovoltaicos para autoconsumo solar en el 90% de sus nuevos restaurantes en España de la mano de EDP. Este plan energético aplicará a las aperturas de restaurantes modelo free standing, que además poseen elementos adicionales para favorecer la eficiencia energética: sistemas de aerotermia y recuperación de calor, iluminación LED, control de iluminación exterior por sensores y fotocélulas, grifería temporizada o uso de materiales con sello verde en la construcción.

La marca trabaja también para ser la primera gran cadena QSR con el 100% de su packaging sostenible. Tras un proceso arduo de colaboración y con el objetivo de hacer realidad este compromiso, actualmente, el 98% del packaging de Popeyes ya es sostenible y cuenta con el certificado PEFC.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta