Se acabó lo que se daba, adiós vacaciones, playa, fotos de paella y chiringuitos. Seguramente os entre la bajona post vacacional pero tampoco hay que hundirse en la miseria, que septiembre también tiene lo suyo: se vuelve a la rutina –porque vaguear todo el día también aburre-, es el momento de la reunión con los compañeros de trabajo, el olor a cuadernos nuevos y los propósitos de cómo retomar el año para terminarlo con éxito.

Venga, ánimo, dadle caña al ordenador y poneos estos temazos a todo trapo: