La importancia de elegir una música adecuada para cada entrenamiento es crucial a la hora de marcar el ritmo en cada parte del ejercicio. Por eso, te traemos una banda sonora con la que cuadrar a la perfección tus actividades y motivarte al 100%.

1. Fase de calentamiento

Al comenzar nuestro entrenamiento es mejor que la música aún no vaya muy deprisa, tiene que activarnos pero sin llegar al máximo de nuestra explosividad. Las mejores categorías musicales para iniciarte son: el pop, la rock, salsa…

Pharrell Williams – Happy

 

The Killers – Mr. Brightside

 

Wiz Khalifa – See You Again ft. Charlie Puth

 

Calvin Harris – This Is What You Came For

 

2. Desarrollo de la actividad

Cuando estemos en plena faena lo más importante es que crezca el ritmo de la música y nos motive mucho para lograr mantenerlo. Lo mejor para esta fase es la electrónica o el dance.

The Black Eyed Peas – Let’s Get It Started

Mark Ronson – Uptown Funk

 

Major Lazer & DJ Snake – Lean On (feat. MØ)

 

Daft Punk – One More Time

 

Beyoncé – Run the World

 

3. Fase de recuperación

El objetivo es relajarnos, calmarnos y que nuestro cuerpo regrese a la normalidad, para eso son geniales las melodías suaves o chill out, incluso los sonidos relajantes.

DJ Snake ft. Justin Bieber – Let Me Love You

 

The Chainsmokers – Closer

 

Justin Timberlake – Mirrors

 

Britney Spears – Make Me… ft. G-Eazy