Tras la cámara todos se rendían a sus pies. Hoy, hace un año que el genio Peter Lindbergh nos dejó, pero su revolución en blanco y negro siempre marcará el mundo de la moda y la fotografía. Desde descubrir a las top models de los 90 hasta convertirse en un mago del movimiento, Lindbergh era un enamorado de la pintura de Van Gogh y escaparatista de profesión.

«Ir a un lugar donde nadie te conoce y mantener los ojos abiertos … Es una hermosa manera de colocarte en un lugar para inspirarte», y con esta lección de vida, recordamos su paso más gastronómico por la fotografía.

Peter Lindbergh: el último banquete

El último banquete

El último banquete. Además de sus mejores creaciones

El último banquete. Además de sus mejores creaciones

El último banquete. Además de sus mejores creaciones

El último banquete. Además de sus mejores creaciones

El último banquete. Además de sus mejores creaciones

El último banquete. Además de sus mejores creaciones

El último banquete. Además de sus mejores creaciones

El último banquete del fotógrafo. Además de sus mejores creaciones

El último banquete y sus mejores fotografías

El último banquete y sus mejores fotografías

El último banquete y sus mejores fotografías

Deja un comentario

Cancelar la respuesta