Si estas buscando darle una nueva personalidad a tu cocina hay algunas cosas que puedes intentar hacer tú mismo para mejorar el espacio. Si estas buscando hacer una remodelación profesional, aquí también hay algunas ideas que podrán servirte como guía para decorar la zona detrás de los fogones.

Nicho: un pequeño hueco hecho en cerámica en la pared detrás de la vitro dará a tu cocina mucha personalidad y será un espacio perfecto para guardar especias o utensilios de cocina.

Punto focal: puedes decorar este espacio con un diseño que te haga atraer la atención hacia este punto de la cocina.

Acero inoxidable: es muy fácil de limpiar y su uso está muy a la moda últimamente. Le dará a tus fogones una apariencia elegante y pulcra.

Mármol: puede tener diseños o ser liso. El mármol es muy fácil de limpiar también y evitará que la grasa se pegue a tu pared.

Color vivo: esto ayudará a atraer la atención hacia esta zona y le dará mucha vida a todo el espacio. Utiliza acentos de color que combinen con este tono en el resto de la cocina.

Azulejos estampados: los puedes usar solo en la zona de los fogones o continuar con lo mismo en toda la zona de la encimera para un resultado más uniforme.

Pegatinas: se pueden poner y quitar fácilmente si cambias de opinión. Utilízalas sobre un fondo liso para un mejor resultado.

Estante: un nivel más de almacenamiento siempre es útil en la cocina, un estante te ayudará a tener a mano elementos como sartenes, ollas u otros utensilios.

Ladrillo: utiliza ladrillo rojo en tu pared para un efecto rústico. La única desventaja es que es fácil que la grasa se quede pegada al ladrillo y se verá sucio después de un tiempo.

Plato decorativo: si has viajado últimamente puede que hayas traído de recuerdo un plato de cerámica, si lo pones encima de los fogones te recordará a tu fantástico viaje cada vez que cocines.

Mosaico o mosaico de cristal: si creas una forma original con las piezas del mosaico hará que sea una cocina muy personalizada y puedes hacer todas las locuras que quieras con diferentes colores.

Grifo de llenado: con este invento evitarás tener que mover ollas pesadas llenas de agua del fregadero a los fogones. Es un simple grifo fijado a la pared que puede plegarse para que no moleste al cocinar.

Fila de cacerolas: si tienes un presupuesto limitado, una fila de algunas de tus cacerolas más bonitas colgadas de la pared puede ser una buena opción.

Vidrio pintado: estos paneles vienen en colores muy brillantes y son muy fáciles de limpiar. Utiliza colores más tradicionales si no estás muy seguro de querer usar un color demasiado vivo.

Madera: esta es otra idea rústica. Le dará a tu cocina una sensación acogedora pero también es complicada de limpiar. Piensa en tratar la madera antes de empezar a cocinar.