La marca italiana Diesel, ha descubierto el encanto de la montaña con Diesel Farm y una colección exclusiva de aceites y vinos.

Renzo Rosso, fundador de Diesel, siempre había soñado con comprar, junto a su padre, una granja en Bassano, el pueblo que lo vió nacer. En 1994 cumplió su sueño y le regaló a su progenitor cien hectáreas en lo alto de las colinas de Marostica, bautizadas con el nombre de Diesel Farm. Aprovechando los 300 metros de altitud de su localización, la granja es ahora el lugar idóneo para el cultivo de viñedos y olivos. Así, producen y distribuyen (a través de su web, restaurantes y tiendas exclusivas) el Biando di Rosso, elaborado con Chardonnay; Rosso di Rosso, elaborado con una mezcla de Merlot y Sauvignon; y Nero di Rosso, elaborado con Pinot Nero, uva incorporada en la cosecha de 2003. Todos resguardadas en botellas de Madeira numeradas a mano para convertirse en la opción más gourmet para completar el perfecto estilo de vida Diesel (dieselfarm.it).

CONSÚLTAME

Después de su incursión en el mundo del vino, Rosso ha aprovechado la moción para la creación Winemaking, una consultoría especializada en su cosecha y producción.