Cualquiera que esté familiarizado con la escena gastronómica de Nueva York habrá oído, al menos una vez y aunque sea de pasada, el nombre de David Chang y su increíble Momofuku ramen bar que se abrió en 2004 – y todos los diferentes lugares en los que han surgido franquicias, tras el increíble éxito cosechado en Nueva York, como Sidney (Australia) y Toronto (Canadá). La última creación de Chang se llama Fuku, y está especializado en una nueva dirección culinaria, creando comida rápida perfecta en forma de sándwich de pollo.

El estilo simple del restaurante se presta a la idea de cómida rápida, aunque lo que se crea ahí está mucho más cerca de la calidad de gourmet. No hay asientos fijos y predeterminados que obliguen a comer a todos los clientes en la barra del establecimiento y, con tan solo tres productos en el menú, dedicir qué comer no será muy difícil. Estos tres productos son el sándwich de pollo, un sándwich en el que los dos panes albergan trozos de pollo frito rebozados, con pepinillos y cebolla como guarnición. Las dos productos restantes que se ofrecen son patatas fritas y una ensalada especial que se basa en granos y que tiene la naranja como principal aderezo y que, junto con el sándwich de pollo, da un resultado bastante sobresaliente – a pesar de que según la opinión de Chang, no merece la pena mencionarlo. Para el postre, uno de los productos derivados de Momofuku, el Milk Bar, que ha conseguido reunir a todos los amantes del duce entorno a una sola galleta, la confeti cookie. Todos los productos tienen precios razonables y pueden pedirse durante las horas delimitadas del almuerzo de miércoles a domingo, y en las horas de la cena de viernes y sábados.

Este conjunto ya de por si increíblemente popular esta sirviendo como experimentación local para el – muy esperado – desarrollo de una cadena de restaurante como tal, que podría ofrecer este simple y clásico menú a muchos yankees en todos los Estados Unidos. Centrándose tanto en la eficiencia como en los productos de alta calidad gastronómica, esperamos que Chang pueda expandir pronto su negocio para que así podamos probar este cambio en la comida rápida por nosotros mismos.
Para echarle un ojo al lugar de moda en Nueva York, dirígete al 163 de la Quinta Avenida… aunque puede que tengas que esperar una gran cola antes de que puedas probar el increíble placer de Fuku.

Samuel García

S4MU3LT4p4$12