Hoy vamos a elaborar uno de los acompañamientos indispensables de las mesas de verano, el pan. Pero no un pan cualquiera sino con mucho sabor perfecto para una ensalada, una tabla de quesos o un pa amb oli. Una receta de Cathy Ytak para la editorial Lunwerg.

Ingredientes:

  • 400 g de harina de trigo T-65
  • 60 g de harina de trigo integral T-150
  • 40 g de harina de centeno
  • 310 ml de agua
  • 20 g de masa madre deshidratada
  • 7 g de sal
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva
  • 30 g de tomates secos
  • 15 aceitunas verdes y negras sin hueso

Modo de preparación:

Mezclar todos lo ingredientes salvo los tomates y las aceitunas, añadiendo el agua poco a poco y luego amasar la masa durante 10 minutos, trabajándola con las palmas de las manos hasta que esté elástica y se despegue de los dedos.

Poner la masa de pan bien enharinada en una ensaladera honda y enharinada, tapar con un trapo húmedo y reservar en un lugar templado muy protegido de las corrientes de aire. Dejar reposar entre 1 hora y hora y media. Sacar la masa de pan y amasarla con cuidado durante 1 minutos, luego estirarla en forma de rectángulo y añadir los tomates secos, cortados en trozos y las aceitunas sin hueso. Formar una bola. Cortarla en dos trozos iguales. Luego cortar de nuevo cada trozo en dos y otra vez en dos, para obtener ocho trozos del mismo peso. Dales forma de pequeñas bolas. Colocarlas sobre una bandeja enharinada y dejarlas reposar durante otra hora, hora y media, protegidas de las corrientes de aire y en un lugar templado.

Precalentar el horno a 220 grados, calor tradicional, durante 10 minutos. Hacer un ligero corte en cada boda con un par de tijeras. Meterlas en el horno inmediatamente, echar enseguida un poco de agua hirviendo en la grasera del horno para que se forme vapor de agua y luego cerrar la puerta. Dejar cocer de 30 a 40 minutos, sin abrir el horno. Dejar enfriar sobre una rejilla.

©DavidJapy