Somos muchos los que vamos a un bar o restaurante y alargamos el café, la merienda o la comida más tiempo del esperado por parte de los trabajadores. Por este motivo ha nacido el “Time Café”, un concepto cada vez más popular en Europa que consiste en que pagas por el tiempo que permaneces en el local, no por lo que consumes. De hecho, aquí el consumo de café, snacks y wifi son ilimitados. Además aquí también tienes impresora y juegos de mesa con los que pasar el rato.

Este es el sitio ideal para aquellos que no trabajan en una oficina o lo hacen desde casa, como los “freelance”. El modo de trabajo es tan sencillo como que el barista anota tu hora de entrada y de salida y al salir pagarás por el tiempo que has pasado dentro. Quizá ahora no salgan tan rentables los cafés a media tarde…