Hace unos meses que Quentin Tarantino, considerado como uno de los cinco mejores directores de cine de nuestros tiempos, anunciaba su retirada de la escena cinematográfica. No dio más detalles al respecto, tan solo comentó que tras completar una colección de 10 películas- ahora presume de 8- apagaría las cámaras y ese ingenio con el que se ha ganado a un gran público.

Sin embargo, hasta que eso ocurra -esperamos que dentro de unos años-hay quienes pueden brindar por su magia y su ‘savoir fair’. ¿Cómo? En un speakeasy que acaba de abrir sus puertas en Cincinnati. Un pequeño templo para que los más aficionados puedan comparar, discutir o alabar las muchas complejidades de las películas del director.

The Video Archive es el nombre que recibe este nuevo bar ubicado detrás de una puerta secreta de una tienda de alquiler de VHS en el barrio de Walnut Hill, en Cincinnati. En él uno puede saborear bebidas inspiradas en Tarantino como “Hanzo Steel”, una combinación de ginebra, sirope de té, jugo de limón, cerveza de jengibre, azúcar de lavanda; “Jackie Brown”, que incluye Bulleit Bourbon, licor de flor de sauco, puré de zarzamora y miel salada o  “Texas to Tokio” , un combinado de shoshu -bebida japonesa- infusionada con limón. Todos ellos a un módico precio de 9 dólares.

©Instagram