Fue inaugurado el pasado mes de febrero y en pocos meses se ha convertido en uno de los locales más visitados de San Francisco. Pero claro, cuando conviertes un bar-coctelería en un auténtico jardín del Edén, es lógico que cualquier persona decida hacer una visita. Y no lo decimos sólo por esas tropicales paredes, sino por todos y cada uno de los detalles que envuelven Leo’s Oyster Bar.

 

Dispone de una barra y mesas con un puestecito dedicado única y exclusivamente a las ostras, las grandes protagonistas de la carta. Ahora bien, los cócteles y el champagne también forman el otro plato fuerte de la carta. Lo que tampoco falta es el caviar, muy presente en el menú de las cenas que Jennifer Puccio la chef ejecutiva del local prepara.

La idea de crear este auténtico oasis de glamour fue de Anna Weinberg y James Nicholas un matrimonio que pensó que el distrito financiero de la ciudad necesitaba un espacio en el que todo aquel que necesitara un momento de tranquilidad, disfrute y relax pudiera hacer sin necesidad de volverse a casa. Y lo consiguieron. Eso sí, gracias a los diseñadores Ken Fulk y Jon de la Cruz. Pero mejor no os lo contamos y lo comprobáis vosotros mismos con las siguiente imágenes.

 

Un oasis para el disfrute y el relax. Así es Leo’s Oyster Bar

Un oasis para el disfrute y el relax. Así es Leo’s Oyster Bar

Un oasis para el disfrute y el relax. Así es Leo’s Oyster Bar

Un oasis para el disfrute y el relax. Así es Leo’s Oyster Bar

Un oasis para el disfrute y el relax. Así es Leo’s Oyster Bar