Desde hace unos meses Madrid huele a Cádiz, a guiños gaditanos, a sabores del mar, a alma andaluza: Madrid huele a Zahara de Osborne.

Presidiendo el número 1 de la madrileña Plaza de Santa Ana, Zahara de Osborne es un espacio de restauración con guiños a la cocina gaditana que, de forma honesta y prestigiosa, se homenajea la calidad y la tradición de una de las zonas de nuestro país mejor consideradas gastronómicamente.

Las frituras y los productos del mar son el principal encanto de espacio luminoso, abierto y distendido que ocupa el corazón del Barrio de las Letras para acercar un poco más a los consumidores y los turistas el encanto del sur, de Andalucía y del buen hacer de Osborne.

Una oferta gastronómica que se completa con el atún cocinado en diferentes elaboraciones y las mejores recetas de carne, así como el espectacular encanto de Osborne: el jamón ibérico Cinco Jotas.

Una propuesta culinaria que se completa con una oferta para todos los gustos, ya que el local dispone de zona de barra y mesas, privados y una terraza donde dejarse llevar de la buena compañía, la presencia de artistas de las galerías de alrededor, el interiorismo del trabajo realizado por Luis García-Fraile y, por qué no, un buen Fino de Jérez.