Este verano los mojitos se preparan con kumquats, un cítrico pequeñito pero cargado de vitamina C. ¡Cuidado, engancha!

Hablar de verano es hablar de piscinas, aires acondicionados y, también,

de coctelería cubana. Porque si hay un combinado indispensable en esta temporada es… el mojito. Aunque, según cuenta la historia, la primera receta aparece escrita en el libro La ley mojada, publicado en 1930 por Pedro Chicote, hoy día acepta mil y una combinaciones, como la que aquí te proponemos, con un toque más oriental gracias al kumquat, uno de sus ingredientes principales. Se trata de una especie de naranja enana –de hecho, también se le conoce con este nombre– procedente de China y cuya piel es tan comestible como su interior. Cargada de vitamina C, propiedades diuréticas y antioxidantes, en algunos países se utiliza como remedio natural para curar la tos, el asma y la bronquitis, eso sí, tomándolo a modo de té o infusión. aliado de belleza. Aquí, para tratar el calor pensamos que

lo más sensato es cortarlas por la mitad, meterlas dentro de una jarra con mucho hielo picado, un chorrito de ron blanco, soda, azúcar moreno y un toque de hierbabuena… por aquello de refrescar. Y si es dentro del agua, gozada máxima asegurada. ¡Salud!

*Fue introducido en España en el siglo XIX y hoy en día se cultiva en zonas del sur y Levante. El aceite esencial de sus hojas y brotes verdes se utiliza ocasionalmente en perfumería.

 

©Lola Bernabé López-Cózar