Una dieta equilibrada también incluye dejar hueco para un postre (dulce), que nos haga asentar la comida y satisfaga nuestra ganas de tomar algo azucarado. Por eso, hemos pensado en unas natillas de yogur y fresas que no sólo cierren la comida por hoy, también nos sirva para comer fruta y lácteos, los grandes olvidados del menú semanal.

Ingredientes:

  • 250ml de yogur natural.
  • 2 yemas de huevo.
  • ½ vaina de vainilla.
  • 5 fresas grandes.
  • 15g de fécula de maíz.
  • 1 chorrito de leche.

Preparación:

En un bol batimos las yemas de los huevos, incorporamos la fécula de maíz y removemos hasta tener una mezcla homogénea. Cuando tengamos este paso realizado con éxito, incorporamos la cantidad indicada de vaina de vainilla, removemos ligeramente y reservamos.

En una olla ponemos a calentar el yogur a fuego muy bajo, cuando esté caliente (sin llegar a hervir) añadimos la mezcla anterior y seguimos removiendo hasta que espese.

A la vez que vamos realizando este proceso, lavamos y picamos las fresas para pasarlas después por una batidora junto con un chorrito de leche. Reservamos.

Vertemos en recipientes pequeños la base de la natillas (yogur) y ponemos a enfriar en la nevera durante un par de horas, cuando vayamos a servir, cubrimos esta base con la salsa de fresas que hemos preparado previamente.

Ya sólo queda disfrutar de estas originales natillas.