Celina y Sylvain, una pareja procedente de Polonia y Francia, respectivamente, ha sido la responsable de abrir el primer ‘siesta-café’ de Barcelona. Se llama Nappuccino Corner y se trata de una cafetería donde puedes echarte la siesta, disfrutar de un buen café o té, snacks, refrescos y fruta de forma ilimitada por un precio de 5 euros la hora. Pero también puedes ir a trabajar, a estudiar y a relajarte en sus espacios creados especialmente para hacer descansos efímeros o, si lo prefieres, en sus mesas.

Su nombre proviene del sustantivo inglés ‘nap’, siesta, y de la palabra italiana cappuccino para hacer referencia a la posibilidad de disfrutar de uno de sus cafés antes o después del descanso. “Elegimos Barcelona pero también pensamos en Copenhague, París y Madrid. Hemos hecho muchos viajes para estudiar el mercado y dónde podía funcionar mejor”, han explicado sus dueños. A partir de ahora, si necesitas echarte la siesta fuera de casa o un descanso de la jornada laboral, ya sabes donde ir.