Madrid puede presumir y con orgullo de poseer lugares emblemáticos, centenares de edificios históricos, algunos icónicos, que conforman el entramado de sus calles y avenidas. Muchos siglos de acontecimientos a sus espaldas pero muchas de sus historia se han forjado en lugares que no suelen aparecer en las guías al uso de la capital de España.

Se trata de esos templos sagrados para muchos y de inspiración para tantos otros; vertederos de amor para los muchachos de El último de la fila, la mejor opción si andas en busca de las niñas más bonitas decían los Hombres G o, lugares donde el amor de tu vida te tiene clavado en un bar, citaba Maná. En homenaje a ellos te traemos una lista con cinco canciones inspiradas en bares madrileños y las direcciones para que los visites. ¡Apunta!

«Luego por la noche al Penta a escuchar. Canciones que consiguen que te pueda a amar», Nacha Pop

Una opción infalible si vas por Malasaña y te apetece una copa, sea el día que sea, es El Penta (C/ La Palma 4, Madrid). Abre todo el año pero, no hemos venido aquí para hablar de él solo por su horario ‘non stop’ sino por ser uno de los bares de referencia de la Movida Madrileña. Nacha Pop lo menciona en su maravillosa canción La chica de ayer. De aquella época se dice que Antonio Vega y sus compañeros de grupo pasaban bastante tiempo en este lugar bailando, bebiendo, inspirándose…

«Cambiar el mundo, hablar de más, enredar un poco, controlar cada baldosa del baño del Siroco», Pereza

Seguramente en la época en la que Leiva y Rubén Pozo (aún formaban el grupo Pereza) visitaban El Siroco (Calle San Dimas, 3) no había multitudes para entrar a su sala pero ya se consideraba a este bar un mítico e indispensable en la escena musical y en las noches de excesos. Lugar de encuentro para músicos  artistas y aspirantes a ello. «Cambiar el mundo, hablar de más, enredar un poco, controlar cada baldosa del baño del Siroco. Salir cada noche a matar, hacer un par de rotos, amanecer charlando con cara de locos», cita la letra de ‘Por mi tripa’.

https://www.youtube.com/watch?v=gcvd220Yego

«Nos vemos en la Vía Láctea…», Amaral

Hemos hablado del bar El Penta pero sin duda un digno rival por ambiente, historia e inspiración es la Vía Láctea, ya que se trata de otro de los locales referentes de la Movida madrileña, mítico de Malasaña, situado concretamente en la calle Velarde, 18. El grupo Amaral lo nombra en la letra de Es solo una canción introducido por un: ¿Te hace un billar? Y es que, cuantas historias habrán nacido entre partida y partida de esa mesa de juego perenne en la Vía Láctea desde los ochenta.

«Siempre hay bellas donde van los poeta, músicos, pintores en el balmoral», Loquillo

La coctelería Balmoral situada en Hermosilla 10 cerró en 2006 ahora ese lugar lo ocupa el templo de Amancio Ortega: Zara, pero anteriormente este local sirvió de punto de encuentro a escritores, artistas e intelectuales. Uno de ellos, el cantante Loquillo pasó tanto tiempo entre sus paredes que cuando chaparon el local no solo dedicó dos de sus canciones a este bar sino que le dedicó un disco al completo. «Siempre hay bellas donde van los poeta, músicos, pintores en el balmoral».

«En Chicote, un agasajo postinero con la crema de la intelectualidad y la gracia de un piropo retrechero más castizo que la calle de Alcalá», Ariel Rot & The cabriolets

Como hablamos al comienzo, en Madrid hay bares que son tan relevantes como sus monumentos y uno de ellos es el casi centenario Museo Chicote, situado en Gran Vía y que, ya fue nombrado en el famoso chotis titulado Madrid. En 2010, Ariel Rot y The Cabriolets decidieron hacer una nueva versión del tema en clave pop para una campaña turística y como no, este local no podía faltar.