El que no practique un estilo de vida veggie pensará, “pero, ¿qué me voy a estar perdiendo si como de todo?”. Pues mucho, para empezar, las novedades que esta alimentación trae consigo, como Kaiku Begetal, la alternativa 100% vegetal al yogur que excede la frontera de los postres para combinar con lo que quieras, comas lo que comas. Que nos lo digan a Tapas, que comemos de todo…

Como el objetivo de esta alternativa al yogur es romper barreras –la de que el yogur es para el postre y que los productos veggie son para gente veggie– decidimos que lo mejor era probarlo nosotros mismos. Igual que pasamos por las mesas de todos los restaurantes conocidos para recomendarlos (o no) con conocimiento de causa, quisimos hacer lo mismo con Kaiku Begetal (más aún cuando nos propusieron ir a tomarlo a un restaurante). Nos plantamos en Abolea, un restaurante del centro de Madrid que opta por la alimentación saludable con productos de primera calidad, de proximidad y ecológicos, y con opciones en carta para carnívoros, vegetarianos y veganos.

Nos presentaron dos propuestas para: un bol de Kaiku Begetal de almendras natural sin azúcares añadidos al que incorporaban fruta fresca cortada, granola cesera y un toque de miel. Es de lo más sencillo, tanto como rico, sano y apetecible. Un desayuno o un almuerzo completo y fresco (aquí somos muy fans del concepto bowl: todos los nutrientes en un plato). La segunda opción tenía una vuelta de tuerca: Kaiku Begetal de almendras con vainilla, acompañado de granola, frambuesas, compota de frutos rojos y melocotón marcado en la plancha. Novedoso y sorprendentemente rico.

Lo que más sorprendió de estos nuevos productos Kaiku es que, frente a otros “pseudo yogures” vegetales que hemos probado, estos resultan especialmente cremosos, frescos, con un sabor natural y agradable. El primero, el natural, menos dulce y más fresco; el segundo, con el toque de vainilla, un tanto más dulce y muy agradable, tiene el punto justo tanto de dulzor como de vainilla, con un sabor agradable y natural. Y ambos con ese punto de las almendras tan gustoso.

Habiendo probado esto, dos opciones alternativas a un desayuno o un almuerzo, la imaginación se dispara. Kaiku Begetal, efectivamente, no es un postre, es un ingrediente más de la despensa para utilizar al gusto. Lo imaginamos en condimentos para ensaladas, aderezando una veduras al horno, o como ingrediente principal de salsas para dipear como la tzatziki (a base de pepino, ajo, menta, eneldo y, en lugar de yogur, Kaiku Begetal natural), buenísima con pan de pita caliente. Además de aportar cremosidad.

Éramos un tanto escépticos, no con las bondades de Kaiku Begetal, que son de sobra conocidas, sino con el sabor de estas alternativas vegetales al yogur. Pues, ¡sorpresa!