Ahora que la Navidad está a la vuelta de la esquina (por no decir que ya está aquí…) y que junto a ella se aproximan las infinitas celebraciones de comidas, banquetes y eventos familiares, las ganas de celebrar se notan en el ambiente más que nunca. Y precisamente esa es una de las premisas, la de festejar, bajo las que ha nacido ‘Mucho Más‘, una nueva gama de vinos que busca conquistar a los jóvenes paladares más exquisitos desde la cercanía, a un precio más que asequible, y desbancando así a otras etiquetas obsoletas que, en algunos casos, siguen luciendo el sello de un castillo.

Porque hay momentos para todo tipo de referencias… Y algunas, como estas, no necesitan adornos ni artificios: solo nos invitan a «volver a lo esencial». Y lo hacen mediante una manera concreta de elaborar el vino, el coupage: el secreto reside en seleccionar las variedades de uvas más potentes para, posteriormente, ensamblar las combinaciones que mejor plasmen las cualidades de cada una. Porque a veces menos es ‘Mucho Más’.

De todos los colores (y sabores)

La gama está compuesta por cuatro vinos: dos tintos, un blanco y un rosado. El líder del grupo es, indiscutiblemente, Mucho Más Tinto, un red blend elaborado con uvas tempranillo y syrah de las zonas norte y sur de España. Es una referencia intensa, de toques afrutados, que consigue dejar un delicioso sabor en la boca. El Black Edition, también tinto, es el «elegante» de la familia, presente tanto en los restaurantes de moda como en el bar del barrio. Se produce del mismo modo que su compañero anterior, con un coupage de uvas tempranillo y syrah. ¿El resultado? Un vino aromático con ciertos toques de madera.

Por su parte, Mucho Más Blanco es afrutado, con ciertas notas tropicales: nace de uvas verdejo, sauvignon blanc y chardonnay. Y por eso resulta perfecto para disfrutarlo en cualquier momento. Por último, pero no por ello menos importante, se encuentra Mucho Más Rosé, una referencia con personalidad propia que enamora tanto a la vista como al gusto. ¿Por qué? Porque es tan fresco como goloso. En definitiva, de diez.

Deja un comentario