Ya no solo sirven para hacer la compra, piérdete entre la belleza de su edificación y su gran oferta, pide que te cocinen los productos al momento o acude a sus cursos, catas y talleres. Te presentamos algunos de los mercados gastronómicos más conocidos de España.

1. Lonja del Barranco en Sevilla

Un poquito de París con vistas al río Guadalquivir, así podríamos presentar el Mercado Lonja del Barranco cuyo diseño inició el popular ingeniero francés Gustave Eiffel en 1861 y que es toda una combinación gastro, recreativo y cultural. Ya que dispone de numerosos puestos de pescaíto frito, marisco, charcutería, bebidas, delicatesen, flores y libros…Un sinfín de artículos que además combinan con actuaciones musicales y teatrales, exposiciones y talleres.

 

2. Mercado San Miguel en Madrid

En el corazón de la capital junto a la Plaza Mayor, se encuentra este mercado que es parada obligatoria. Un clásico en Madrid visitados por cientos de turistas y foráneos que disfrutan de su impresionante iluminación y decoración. Perfecto si quieres hacer la compra, existen establecimientos especializados en carnes, embutidos, pescados, vinos, repostería, pasta y hasta un puesto de productos ecológicos, o si prefieres tomar unas tapas con productos gourmet y propuestas gastronómicas de todo el mundo.

3. Mercado Central en Valencia

La belleza de este lugar ya se contempla desde fuera. El Mercado Central de Valencia destaca por su cubierta de cúpulas y la importancia que tiene la luz al resaltar el edificio cuando se cuela por el techo y las vidrieras de colores. En su interior además acoge un precioso monumento modernista. Un espacio increíble para comprar productos típicos de Valencia o disfrutarlos en algunos de sus puestos o bares.

 

4. La Boqueria en Barcelona

En el corazón de La Rambla se encuentra el mercado más conocido y emblemático de Barcelona. Su nombre real es Mercat de Sant Josep, aunque todos lo conocen como La Boqueria. Puede que el exterior de estructura metálica y vidrio resulte un poco sobrio pero su interior te parecerá mágico por la calidad y la diversidad de sus productos procedentes de todo el mundo, con sus puestos de frutas y verduras, de pescados y carnes, sus bares y restaurantes y la mezcla de sonidos, olores y sabores. Sin duda una parada obligatoria. Además, en él se realizan asiduamente catas y cursos de cocina que imparten afamados chefs.

5. Puerta Cinegia en Zaragoza

En el centro de la ciudad, cerca de las calles del barrio El Tubo se encuentra esta edificación moderna empleada como espacio gastronómico y, sobre todo, de ocio, comenzando porque puedes comprar los productos allí y que te los cocinen al momento junto a infinidad de actividades que se van renovando constantemente, como las sesiones de show cooking. Un lugar increíble para hacer tus compras o tomarte unas tapas y cócteles.