A la hora del desayuno, a media mañana, para comer, para cenar… ¿Quién no ha deseado alimentarse (aunque solo sea por un día) a base de bacon? Esa crujiente y sabrosa tira con la que hemos combinado tantas pastas y ensaladas es uno de los inventos más ricos de la historia. Sin embargo, cocinarla es más engorroso de lo que parece.

Porque a ver, para que quede lo mejor posible, freír es la opción más fácil, rápida y, seamos sinceros, la que mejor conserva el sabor. Pero también es la que más ensucia la cocina. Que si grasa por aquí, humo por allá…

Está la opción del horno y del microondas –dos opciones mucho más saludables, todo hay que decirlo- pero también las hemos probado y no dejan el mismo resultado.

¿Una que parece funcionar casi igual que una sartén? Bacon Express. Sí amigos fanáticos del bacon, vuestras plegarias han sido escuchadas y convertidas en gadget con forma de tostadora capaz de cocinar hasta 6 lonchas en cuestión de minutos. ¿Lo mejor? ¡Que no mancha! Y todo gracias a una bandeja que hay colocada en la parte inferior que recoge toda la grasa. ¿No es genial?