María Li Bao

María Li Bao lleva 30 años en el mundo de la hostelería y está al frente de 10 restaurantes en Madrid. Es uno de los referentes de la gastronomía asiática de España y sus conceptos diferentes han conseguido que el comensal se sumerja de lleno en la cultura asiática. Así es María Li Bao, la mujer tras el éxito de China Crown.

María Li Bao es la fundadora del Grupo China Crown, conoce al detalle todos los entresijos de los fogones y su pasión por la tradición china la ha convertido en líder de la cocina imperial. Junto a su hermano y chef ejecutivo del grupo, Felipe Bao, gestiona los 4 restaurantes que conforman China Crown: China Crown,
Tottori, Shanghai Mama y Le Petit Dim Sum.
Locales con conceptos diferentes pero que mantienen el cuidado y el respeto a la técnica.

La estrategia de Li Bao para crear sus proyectos gastronómicos es combinar tradición con técnicas vanguardistas. La gastronomía china se une a las últimas innovaciones del sector para dar lugar a una cocina y unos restaurantes que miman sus platos y en los que el entorno transporta al cliente a las distintas regiones del país.

Con 17 años, los padres de María Li Bao la pusieron al frente de su restaurante familiar durante una breve temporada. Ese tiempo fue suficiente para descubrir su talento empresarial. Li Bao nació en Zheijan (China), sin embargo, se siente mitad española ya que reside en Madrid desde que tiene 10 años. La fusión entre China y España es algo que se refleja en sus restaurantes.

María Li Bao comenzó con 24 años a dirigir el primer China Crown de Madrid, actualmente cerrado. En 2016 decidió enfocarse a su proyecto Shangai Mama que ahora cuenta con 7 locales. Cuatro años después reabrió China Crown en el barrio de Salamanca madrileño y que a pesar de llevar abierto dos años ya es un templo de la cocina imperial china.

En China Crown se pretende revivir un recetario desconocido para el comensal. Entre sus platos destacan el Pato Imperial Beijing, que se elabora siguiendo la receta de las antiguas cortes chinas, con más de cinco horas de cocinado, sustentándose en la técnica originaria, que data del siglo XV. Por su parte, Shangai Mama moderniza el recetario chino más tradicional y fue el pistoletazo de salida para los primeros restaurantes chinos en Madrid.

Tottori es el restaurante de alta cocina nipona del grupo China Crown. Llegó a la capital con el objetivo de sumergir al comensal en la gastronomía de la ciudad japonesa homónima. La propuesta se basa en el legado de Haruki Takahashi, mentor y fundador del Tottori original. El cuarto restaurante, Le Petit Dim Sum nos hace viajar miles de kilómetros hasta Asia a través de su oferta gastronómica. Sus 25 tipos de dim sum son un bocado que nos llevará hasta el corazón del lejano oriente.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta