En el corazón de Casilla y León, a medio camino entre los ríos Duero y Adajo se encuentran las principales protagonista de Mangas Verdes, las uvas de la variedad Sauvignon Blanc, encargadas de producir un verdejo ideal para disfrutar con los tuyos en cualquier momento y lugar. gracias a su frescor en boca y acidez equilibrada.

Con una intensidad media-alta en nariz, persistencia aromática, notas de cítricos, frutas tropicales y de manzana verde así como notas ligeras de hierba fresca, este vino deja un frescor en boca gracias a su equilibrada acidez y a ese regusto a anises y frutas tropicales.

Del refrán español  “a buenas horas, mangas verdes” nace este divertido vino que conquista con su colorido packaging, haciendo cómo no alusión al propio dicho.

La elaboración de Mangas Verdes comienza la primera quincena de septiembre. La vendimia, nocturna, da su pistoletazo de salida a la tercera semana y a una temperatura de entre 11°C –13°C.