Mandioca es un rescate a la tradición gastronómica y cultural de Brasil modernizando
platos y apostando por una cocina de aprovechamiento al máximo. Sus creadores, Guto
Molina y Olalla Piñeiro, son los responsables de que este restaurante tenga sabor al país
sudamericano. Guto Molina, de origen brasileño, es el artífice de esta propuesta culinaria
que te traslada directamente al otro lado del océano.

Entre sus platos más conocidos, destaca la quinoa burger, elaborada a mano con
productos fresco; sus crepiocas, hechas con harina de Tapioca sin gluten ni lactosa traída
del Amazonas o sus ensaladas Tops. Y de postres, un favorito de sus asistentes, la tarta
de lima baja en azúcar y el parfait de chía en frutas de estación.