Los profesionales de la viticultura coinciden en que esta es una región aún por descubrir. Pero, ya se sabe eso de que “si Mahoma no va a la montaña, la montaña va a Mahoma”. Por lo que, para facilitarle la tarea a todos esos amantes del buen vino que siempre quieren conocer más, los productores de la D.O.P. Sierra de Salamanca, conscientes de que trabajan con un producto que destaca por su singularidad, decidieron venir hasta la capital para presentar una selección de sus vinos, elaborados, principalmente, con las variedades locales rufete y rufete serrano blanco, pero también con tinto aragonés y calabrés.

El lugar elegido para ello fue La Casa Encendida, el centro social y cultural de la Fundación Montemadrid donde las actividades de reflexión y de debate son bienvenidas. Allí, nombres como Bodegas y Viñedos Rochal, Vinos La Zorra, Bodega Don Celestino, Dominio de la Sierra, Bodegas Cuarta Generación, Bodega Perahigos, Cámbrico, El Abuelo Flores y Bodega El Robledo pudieron presentar sus delicias embotelladas a los periodistas de medios de comunicación especializados, sumilleres, vinotecas, distribuidores y prescriptores. Bajo el título “Ven a escuchar nuestros vinos”, los asistentes realizaron un pequeño recorrido por el espacio a través de cuatro paradas con las que pudieron trasladarse hasta el territorio a través de sus elementos más distintivos: los suelos, los bancales, el clima, sus variedades, la sinuosa orografía y las variedades propias de la región vinícola.

Sin duda, este ejercicio de “escucha” fue la mejor ocasión para viajar hasta los viñedos salmantinos y descubrir más sobre unos vinos prometedores.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta