La compañía Dallas Rib’s, encargada de la explotación de Tony Roma’s en España, ha decidido poner fin su liderazgo como empresa beneficiaria de la cadena de comida americana y busca inversores interesados en adquirir tanto su actividad financiadora como siete de los trece establecimientos repartidos a lo largo y ancho de España.

Los años de crisis en el sector de la hotelería y en el de restauración no han sido ajenos a las cuentas de los distintos restaurantes, por ese motivo, Dallas Rib’s, quién ha contratado a Norgestion como asesor, confía en que este cambio beneficiará a los ingresos de Tony Roma’s, los cuales ascendieron el pasado año 2014 a 7,3 millones de euros.

La adquisición de la cadena, según afirman fuentes de la industria hostelera, estaría en unos cinco millones de euros, unos datos acordes a la popularidad de la que hoy en día goza Tony Roma’s.