En 2017, 400 millones menos de animales fueron sacrificados para la producción de carne que en 2007. Eso marca una reducción del 10% en el consumo de carne per cápita durante la última década. Como las alternativas de carne se han vuelto más sabrosas y similares a la carne real, más personas están dispuestas a volverse veganas o han restringido su consumo en una o dos comidas. La dieta basada en plantas, ahora es parte de la discusión diaria de qué y cómo comemos. Y es que, cada vez más personas descubren que uno de los estilos de vida más beneficiosos ha estado frente a ellos durante décadas. Pero, ¿qué hace que la dieta vegana sea tan atractiva que todos estén introduciéndose en ella?

Para algunos, es el hecho de que la dieta vegana se ha vuelto mucho más atractiva a medida que la innovación ha alcanzado nuevos niveles como por ejemplo la creación de hamburguesas veganas que se han ido introduciendo en el mundo a través de cadenas de comida rápida, restaurantes y chefs conocidos por sus creaciones carnívoras, no por su cocina vegana. Muchas hamburguesas imitan casi perfectamente el sabor de la carne y muchos de los restaurantes de nuestro país están empezando a introducirlas en sus cartas. Para los carnívoros y los que no son tan amantes de la carne, estas hamburguesas les resultan increíblemente deliciosas.

Sin embargo, no es solo la carne de hamburguesa es la única que se puede replicar. Los productos lácteos, el pollo y el pescado están a punto de poder comercializarse también a base de plantas. Gran parte de esta innovación se deriva de un deseo de comida vegana que sacia tanto como proporciona beneficios para la salud. Con demasiada frecuencia, el estereotipo es que los veganos comen «comida de conejo» o simplemente verduras puras que se consideran carentes de sabor. La escena de alimentos basada en plantas de hoy es exactamente lo opuesto a eso. Ya sea que se trate de quesos veganos o “carnes”, existe la prueba de que aún puede darse un capricho mientras evita comer animales. Todos estos elementos hacen que sea increíblemente fácil volverse vegano, ya que todavía puedes disfrutar de muchos de los alimentos aunque sean provenientes de los vegetales. Por eso, esto ha hecho que sea muy fácil para más personas, incluidas las celebridades y especialmente los atletas, cambiar a este estilo de vida.