Nuestra vida cambió desde que los emoticonos llegaron. Ya manteníamos conversaciones cuando éramos mucho más jóvenes, por aquella plataforma que hoy ya pocos recuerdan llamada Messenger de Windows Live, en los que el 90% del chat no lo componían palabras sino graciosos muñequitos – la antesala de los hoy conocidos emoticonos, o emojis en inglés – y otros tantos en movimiento – los predecesores de los gifs en la actualidad.

Sin embargo aquella época pasó a mejor vida y entonces pensamos que ya se había acabado el momento de comunicarnos mediante graciosos e infantiloides muñequitos; pensábamos que ya eras personas adultas y que con las palabras era más que suficiente para comunicarnos.

Pero entonces llegó Whatsapp – la ultra conocida app para móviles en la que hablar mediante chats ínstatenos con cualquier persona que también tenga esa app – y la fiebre de los emojis volvió a invadir nuestras vidas.

Los emojis de Whatsapp derivan muchas veces en discusiones, hay algunos que no son nada útiles y hay muchos que faltan para poder explicarse plenamente. Así, han sufrido cambios – lo creamos o no – muy importantes en la sociedad y la cultura, como la inclusión de parejas del mismo sexo o la inclusión de parejas de diferente color de piel en una de las últimas actualizaciones.

Y como no iba a ser de otra forma, Whatsapp también cuenta con emojis de comida y gastronomía. En Tapas Magazine nos fascina la comida japonesa pero no encontramos la forma de meter tanto símbolo de sushi, nigiris y cuencos de arroz en nuestro día a día.

Del otro lado, la sandía, la cookie y todos los de comida rápida – pizza, hamburguesa, patatas y pollo – junto con el de la berenjena son los que más nos encantan y los que más usamos.

Por otra parte, echamos en falta muchos más emojis gastronómicos – sobre todo los autóctonos de nuestro país – como uno de la tortilla de patatas, uno del cocido madrileño, uno de gazpacho o uno de paella. Este último puede estar más cerca de lo que creemos, ya que el humorista empezó, a modo de broma, la campaña #paellaemoji, que ha ido tomando forma y cada vez tiene más opciones de llegar a las pantallas de nuestros smartphones.

Samuel García

S4MU3LT4p4$12