Siempre ha estado como comodín para esas cenas tardías de viernes cuando a tus amigos y a ti se os ha ido la hora entre cerveza y picoteo. Sin embargo, son varios los restaurantes asiáticos que están apareciendo y dándole una vuelta de tuerca a sus cartas con propuestas que van más allá de los ‘mitiquísimos’ tallarines con gambas y del rollito de primavera. Y eso es algo que bien sabe Longan Asian Gastro, un restaurante que  recupera la cocina más pura a través de sabores e ingredientes típicos de la cocina asiática.

Situado en el barrio de Chamartín, concretamente en la Calle Doctor Fleming (31), la carta de Longan apuesta por recetas emblemáticas incluyendo guisos tradicionales y creaciones de sushi muy originales como los makis tempurizados. Ahora bien, si quieres probar uno de los platos más antiguos y populares de China, apuesta por el pato laqueado. Es una de sus especialidades y la prepara el chef Wei Zhu respetando el proceso de elaboración típico y con una cuidada presentación. Esto es: el cocinero trincha el pato en directo, delante de los comensales, y prepara uno de los primeros platos que son las crepes. Éstas se rellenan con una salsa de soja espesa, cebollino, pepino y el pato cortado en trozos con la piel laqueada. Tras las crepes se sirve una sopa con setas, hortalizas y trozos de pato y, el resto, a modo de wok con los huesos y salpimentado. Una receta contundente donde el comensal puede pedir medio (ideal para dos personas con un entrante) o un pato entero.

Ahora bien, si no eres muy fan del pato, Longan también ofrece una carta variada donde son imprescindibles los langostinos con curry rojo y el solomillo Teriyako. Para el postre, las trufas de té verde son una buena elección.

Precio medio: 21 €.

Calle Doctor Fleming, 31.

Tlf: 910 53 42 14.