Curioseando por la página web del Museo MOMA de la ciudad de Nueva York nos topamos con esta taza de porcelana diseñada por Damian O’Sullivan. Cada mañana es un sinvivir eso de calentar no saber si ya es hora de sacar la taza del microondas para bebernos ese tan necesario café o si podemos dar un sorbo sin dejarnos la lengua frita para todo el día.

Estás a 25 dólares de hacer tu vida mínimamente más fácil: