Puede que un plato de lentejas sin sal y sin un toquecillo de picante no sea la comida más divertida del mundo. Sin embargo, existen muchas más posibilidades y formas de combinar estas leguminosas en nuestro día a día. Y hoy, la autora del libro Quinooa, semillas y cereales: 60 recetas llenas de vitalidad, Molly Brown, nos prepara uno de ellos. ¿Te animas a hacerlo con nosotros?

Ingredientes:

  • 50g de pasas
  • 500 g de pulpa de calabaza confitera cortada en cubos
  • Sal
  • Pimienta
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 200 g de lentejas negras lavadas y escurridas
  • 200 g de quinoa
  • 35 g de espinacas tiernas
  • 1 cucharada sopera de vinagre de vino blanco
  • 2 cucharaditas de café de miel
  • 4 cucharadas soperas de aceite de colza
  • ¼ de cucharadita de café de mezcla de especias garam masala
  • ½ cucharadita de café de curry kroma suave en polvo
  • 3 cucharadas soperas de nata fresca

Modo de preparación:

Precalentar el horno a 180 °C. Verter agua hirviendo sobre las pasas, dejar que se inflen unos 20 minuos y escurrir cuidadosamente. Mientras tanto, colocar los cubos de calabaza confitera en una fuente apta para el horno. Salpimentar y rociar con aceite de oliva. Hornear entre 20 y 30 minutos hasta que la pulpa este bien tierna. Poner las lentejas en una cazuela y cubrirlas conagua.. Llevar a ebullición y cocer entre 15 y 30 minutos. Cuando estén tiernas (no deben hacerse puré), escurrir y lavar. Asimismo, cocer la quinoa 15 minutos en agua hirviendo y escurrir. Para la vinagreta, mezclar el viangre con la miel, el aceite de colza, el gram masala, el curry, la nata, sal y pimienta y añadir las pasas. Mezclar las lentejas y la quinoa e incorporar las espinacas, la calabaza confitera y la vinagreta.

Servir inmediatamente.