Auguste Escoffier fue pionero de la cocina moderna desde el Ritz de París, donde una escuela perpetúa su legado.

Escuelas de gastronomía hay muchas, demasiadas quizás. Escuelas de renombre y probada solvencia ya son menos. Sin embargo, es difícil encontrar un templo de enseñanza de esta materia con el calado histórico de la École Ritz Escoffier, localizada en el corazón de las cocinas del hotel Ritz de París. A gala lleva esta escuela el nombre del cocinero considerado el padre de la cocina moderna, Auguste Escoffier (1846-1935). Su asociación con Cesar Ritz a comienzos del siglo XX fue crucial para la historia de la gastronomía, pues gracias a ella Escoffier pudo llevar a cabo tanto en los fogones del Ritz de París como en el Savoy de Londres un proceso de grandes trasformaciones en la cocina que concluirían en la creación de platos completamente revolucionarios. Además, proyectos como el desarrollo de las cocinas a bordo de los grandes trasatlánticos le valerían ser nombrado ‘Emperador de los cocineros’ por el Kaiser Guillermo II. La popularidad de Escoffier en aquellos días le llevó a ser elegido para preparar el menú inaugural de la primera –y última– travesía del Titanic (Por suerte, el chef no iba a bordo aquel fatídico 14 de abril de 1912). Hoy, la escuela de cocina que lleva su nombre trata de seguir fiel al espíritu de Escoffier, combinando tradición e innovación y manteniendo el savoir-faire francés como seña de identidad. Por ello el reconocido fotógrafo gastronómico Michel Langot ha querido rendir homenaje tanto a la escuela como a su inspirador con Escoffier Ritz, Paris, un libro publicado por la editorial Abrahams. Para él ha colocado ante su cámara cien de las mejores recetas concebidas en las cocinas de la Place Vendôme, e impartidas en los cursos de la escuela, a los que, por cierto, asisten desde chefs experimentados a jóvenes cocineros o meros principiantes. Cada fotografía va acompañadade la correspondiente receta, que describe pasoa paso el proceso necesario para elaborar esos platos al más puro estilo Escoffier.