¿Puede existir un spinoff de la cultura, del vino y de la gastronomía? Puede y existe. Se llama Catas con arte y cada momento cultural y gastronómico que ofrecen lo convierten en la mejor cita que hayamos tenido (y vayamos a tener).

Un proyecto de innovación cultural, a base de cenas tematizadas, en ambientes distendidos y con la participación de expertos de los tres sectores de los que hablamos, cultura, vino y gastronomía, es la cita que proponen en Catas con arte, una iniciativa universitaria que presta servicios a través de los campos más vivos de esta sociedad, aprovechando el emergente interés cultural que hay y la innegable tendencia por el conocimiento gastronómico que todos destilamos.

Este proyecto, que nace de un acuerdo de transferencia con un grupo de investigación de Filosofía de la Universidad de Cádiz, tiene como objetivo hacer pensar, generar críticas, abrir debates y democratizar, y hacerlo en ambientes que inviten a ello, como alrededor de una mesa mientras se disfruta de una charla a la altura del plato servido.

Para ello, Catas con arte realiza sesiones de reunión en Madrid, Sevilla y Cádiz, donde se vale de entidades culturales, bodegas y hoteles para llevar acabo las reuniones. Unas citas en las que los invitados van desde científicos, intelectuales, expertos bodegueros o performances, entre otros profesionales.

Catas con arte quiere demostrar que la cultura es una buena generadora de emociones que, a través de la invitación que hace a la reflexión y crítica, ayuda a ampliar el pensamiento y a mejorar los estados de felicidad, sobre todo cuando el contenido del aprendizaje, es decir, de una cita cultural, tiene contextos tan apetecibles como el vino y su mejor maridaje, la gastronomía.

Aprendizajes como que el que mejor vino no es el más caro sino el que se comparte, y la mejor comida es la que permite ser degustada entre amigos y con una charla motivadora en ambientes que inviten a seguir aprendiendo más, con música muy relacionada con el contenido de la reunión.

Citas relacionadas con el arte que están todas supeditas por un minucioso guión (de la cata), con tiempos, intervenciones muy cuidadas, análisis de las historias que se cuentan y un profundo respeto por el entorno en el que estas catas con arte se desarrollen.

¿Te apuntas a catar con arte? A ellos les pone la gastronomía, seguro que a ti, también.