Lo hizo René Redzepi en su restaurante Noma y Western Exterminador a través de una infografía que repasaba las bondades para el medio ambiente y los beneficios que la ingesta de insectos podía tener en nuestro organismo. Sin embargo, y hasta el día de hoy, no habíamos sido totalmente conscientes de que la moda por este tipo de alimentación era ya una realidad en nuestra sociedad.

Y si no que se lo digan a la cadena de supermercados suizos Coop, que comenzará a comercializar hamburguesas y albóndigas elaboradas con un ingrediente poco común: harina de larvas de gusano. Estarán disponibles en la zona de refrigerados de carne, justo al lado de las hamburguesas tradicionales y tendrán un coste de 8,95 francos (unos 7,90 euros aproximadamente), tal y como ha explicada Urs Meier, portavoz de la compañía, a Bloomberg.

Fajita de albóndigas

Y es que debido a los efectos negativos tanto en la tierra como en el agua que causa la producción de carne, empresas pequeñas y algún que otro chef buscan alternativas a productos alimenticios elaborados a base de carne de vacuno. De ahí a que las autoridades suizas hayan aprobado la venta de productos con insectos como ingrediente principal-siempre y cuando se cumplan las normativas de seguridad alimentaria- y empresas como la suiza Essento se haya centrado en la producción de estos sucedáneos y se haya unido a Coop.

En un principio, el lanzamiento de estos productos iba a realizarse en el mes de mayo pero será a finales de este mes cuando los más atrevidos puedan comprarlos.