Pocos placeres existen que superen al de ver una buena serie mientras se disfruta de un buen bocado. Pero si además, para rizar el rizo, preparamos las mismas recetas que vemos en la pantalla, el clímax seriéfilo está asegurado. A continuación tienes la receta de las galletas de El juego del calamar –sin duda el fenómeno mediático del momento– y de algunas otras de nuestras producciones favoritas de todos los tiempos: Breaking Bad, Los Soprano y Twin Peaks. Casi nada…


Las galletas Dalgona de El juego del calamar

Se trata de un dulce típico de Corea del Sur (país de origen de la serie) y su peculiaridad es que contiene una figura en su interior. Muchos coreanos en su infancia juegan a tratar de recortar su silueta sin que se rompa la galleta (y de hecho esta es una de las pruebas que deben superar los protagonistas de El juego del calamar).

Ingredientes (para 10 galletas):

  • 500 g de azúcar
  • 20 g de bicarbonato

Elaboración:

  • Poner una sartén antoadherente en el fuego y añadir el azúcar. Remover hasta que se quede líquido.
  • Añadir el bicarbonato sin dejar de remover, hasta que se quede una pasta de color marrón.
  • Remover entonces más rápido para que se espume.
  • Verter la masa en papel de hornear y aplanarla.
  • Dibujar la figura deseada con un molde y dejar enfriar.
  • Recortar la silueta sin que se rompa la galleta.

El pastel de cerezas de Twin Peaks

Cualquier excusa es buena para volver a Twin Peaks, aquel pequeño pueblo enclavado en algún lugar del estado norteamericano de Washington, donde las chicas mueren pero no del todo, los enanos bailan en sueños, los troncos hablan y, en definitiva, nada es lo que parece. Y donde se encuentra un lugar tan atractivo como el Double R Diner, aquella cafetería donde se desarrollan buena parte de las escenas y donde sus pintorescos personajes no se podían resistir a una buena ración de su ya mítico pastel de cerezas acompañado por «un café negro como la noche y caliente como el infierno», justo como le gustaba tomarlo al agente Cooper. 

Ingredientes:

  • 2 latas de 400 g de cerezas rojas picadas
  • 1 taza de azúcar granulada
  • 3 cucharadas de maicena
  • ¼ cucharadita de sal
  • ¼ cucharadita de extracto de almendra
  • 2 cucharaditas de zumo de limón
  • 1 cucharada de mantequilla sin sal
  • 1 masa de tarta de doble corteza, enrollada y ajustada a un molde para tartas de 23 cm
  • 1 clara de huevo

Elaboración:

  • Precalentar el horno a 200 ° C
  • Escurrir las cerezas, pero conservar ½ taza (120 ml) de jugo. Pener a un lado las cerezas y el jugo.
  • Combinar los ingredientes secos –el azúcar, la maicena y la sal– en un recipiente para mezclar.
  • Usar otro tazón para mezclar los ingredientes húmedos: jugo de cereza, extracto de almendra y jugo de limón.
  • Mezclar bien, con cariño, los ingredientes secos con los húmedos. Añade las cerezas y mezcla de nuevo. Agregar la mantequilla y deja reposar durante unos 15 minutos.
  • Verter la mezcla de cerezas en la corteza de pastel y cubrir con otra capa de corteza de pastel, sellando los lados con los dedos. Cepillar la parte superior del pastel con la clara de huevo, luego crear ventilaciones con un cuchillo.
  • Hornear durante 45–55 minutos, o hasta que la masa esté dorada.
  • Se puede servir el pastel caliente o dejarlo enfriar a temperatura ambiente. Hay quien lo acompaña de una bola de helado de vainilla.

El pollo de Breaking Bad

Aunque el bueno de Walter White –o, más bien, Heisenberg– se pase buena parte de la serie cocinando metanfetamina (azul, por supuesto), droga no es lo único que se elabora en los fogones de Breaking Bad. ¿Porque qué sería de esta mítica serie sin la cadena de comida rápida Los Pollos Hermanos y los manjares (picantes y crujientes) que allí se despachan?

Ingredientes:

  • 4 tiras de pollo
  • 120 ml de zumo de lima
  • 120 ml de zumo de naranja
  • 225 g de crema agria
  • 2 dientes de ajos
  • 2,5 g de chile en polvo
  • 2,5 g de comino
  • pimienta cayena
  • Mezcla de especias (3 partes de ajo, 3 partes de cebolla en polvo, 2 partes de perejil seco, 1 parte de sal y 1 parte de pimienta negra).
  • 2 g de orégano
  • Sal y pimienta
  • 2 huevos
  • Salsa picante
  • 125 g de harina
  • 120 g de harina de maíz
  • Aceite

Elaboración:

  • Mezclar los zumos, la crema agria, las especias, la sal y la pimienta en un bol.
  • Rebozar las tiras de pollo.
  • Dejar marinar en el frigorífico toda la noche.
  • Sacar del frigorífico, dejar que se atempere y empanar.
  • Por otro lado, batir los huevos con la salsa picante.
  • En otro bol, tamizar las harinas, el resto de las especias y condimientos, sal y pimienta.
  • Calentar el aceite de la freidora a 190º.
  • Rebozar el pollo en la mezcla de huevo y, posteriormente, en la de harina.
  • Freír el pollo hasta que esté dorado y muy muy crujiente.

Pasta con albóndigas de Los Soprano

Dicen los expertos que con Los Soprano comenzó todo. Sería a las series –para que os hagáis una idea, amigos foodies–, lo que elBulli a la cocina de vanguardia. De Tony Soprano, patriarca de esta saga inolvidable, aprendimos –entre otras muchas cosas– que los mafiosos también van al psicoanalista, que no hay nada más importante en esta vida que la familia –la de sangre y ‘la otra’– y que mezclar pasta con albóndigas es un gran invento.

Ingredientes:

  • 500 g de rigatoni.
  • Queso reggianito.
  • 500 g de carne picada de ternera
  • 2 rebanadas de pan de molde
  • 2 huevos
  • 2 ajos finamente picados
  • 2 cucharadas de perejil
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Ingredientes (para la salsa):

  • 400 g de chuleta de cerdo
  • 400 g de carne de ternera para estofar
  • 300 g de salchichas
  • 3 dientes de ajo
  • 150 g de concentrado de tomate
  • 3 latas de tomates perita pelados
  • 4 hojas de albahaca fresca
  • Aceite de oliva
  • Agua
  • Sal y pimienta

Elaboración de la salsa:

  • Calentar aceite en una olla, trocear el cerdo y cocinar durante 15 minutos. Reservar.
  • Repetir el proceso con la ternera y las salchichas.
  • Dorar los ajos. Y reservar.
  • Añadir el concentrado de tomate y cocinar durante 1 minuto.
  • Añadir los tomates pelados y triturar con la batidora.
  • Añadir la carne que teníamos reservada y la albahaca y dejar cocer a fuego lento al menos 2 horas.

Elaboración de las albóndigas y la pasta:

  • Combinar todos los ingredientes en un bol.
  • Hacer bolas y freir.
  • Una vez que la salsa haya hervido dos horas, añadirlas a la olla y cocinar 30 minutos más.
  • Por último, hervir la pasta, servir con la salsa y añadir queso por encima.

Deja un comentario