La popular serie de televisión de los años ochenta, Las chicas de oro, vuelve a estar de actualidad quince años después de la emisión de su último episodio con la apertura de una cafetería neoyorquina, eso sí, inspirada en su totalidad estas cuatro mujeres doradas.

Rue La Rue Café es el nombre que recibe la cafetería inspirada en las fantásticas Sophia, Rose, Dorothy y Blanche, las cuatro chicas de oro que han dado el salto de la pequeña pantalla al conocido barrio neoyorquino de Washington Heights.

Esta cafetería, que ya ha abierto sus puertas al público, ha sido idea de Michael J. LaRue, empresario y amigo de una de las protagonista de la serie televisiva, de Rue McClanahan, Blanche Devereaux en la serie, y que ha querido rendir un homenaje a los espíritus libres de estas cuatro mujeres que una vez nos cautivaron con su carácter irónico, sarcástico, lapidario y soberbio.

La inspiración de este empresario y amigo ha ido más allá de una simple visionado de la serie para relejar lo más fielmente posible la esencia de estas cuatro mujeres seguras de sí mismas y encaprichadas de una vida libre. El amigo de la actriz ha llevado al local parte de las pertenencias de la ya fallecida Blanche, como su piano, para ofrecer música en directo y hacer sentir a sus clientes como dentro de la pequeña pantalla.

Casi una visita guiada por la casa de estas chicas en la que podemos ver retratos, premios y objetos de la actriz y sus compañeras de reparto.

¡Hasta su carta está parcialmente inspirada en las comidas preferidas de estas chicas! Ensaladas, sopas, wraps y tarta de queso son algunos de los platos que podemos encontrar en Rue La Rue Café.