Nacieron para auxiliar a los sedientos consumidores en los días de calor máximo hace ya unos años, pero este verano las cervezas artesanas La Cibeles regresan con sabor, frescura y más fuerza que nunca.

Con bajo volumen de producción y 12 variedades de cerveza entre las que destacamos la Rubia, la Roja, la Castaña o la IPA Dryhop, La Cibeles utiliza ingredientes de la propia capital española como el agua del Canal de Isabel II como base de la bebida así como la fruta de los madroños. ¿Quieres conocer alguna de sus variedades? Atento.

Las cervezas La Cibeles regresan a nuestras neveras para hacer agosto un pelín más llevadero

Rubia. Se trata de una cerveza muy ligera de tipo Pale Ale, elaborada con distintas variedades de lúpulos entre los que destaca el de león, con cierto aroma floral y un ligero regusto a cítricos.

Las cervezas La Cibeles regresan a nuestras neveras para hacer agosto un pelín más llevadero

Morena. Dulce pero con un ligero amargor. Así es la variedad Morena. Una bebida a base de maltas tostadas, levadura de alta fermentación y un lupulizado ligero. Se recomienda beberla en copa ancha y muy fría.

Las cervezas La Cibeles regresan a nuestras neveras para hacer agosto un pelín más llevadero

Viejo Madrid. Creada para conmemorar a las antiguas cervezas que se elaboraron en Madrid hace ya 100 años, Viejo Madrid es una cerveza de estilo Lager Helles, es decir, tipo alemana con un cuerpo muy ligero que se combina con un sabor maltoso que no empalaga.

Las cervezas La Cibeles regresan a nuestras neveras para hacer agosto un pelín más llevadero

IPA Dryhop. Cítrica y frutal. Con un marcado toque de amargor elaborada con cinco tipos de lúpulos.

Las cervezas La Cibeles regresan a nuestras neveras para hacer agosto un pelín más llevadero

Imperial IPA. Está considerada como la reina de los aromas en La Cibeles. Creada con casi 75 IBUS (unidades de amargor) y más de 5 kilos de lúpulos aromáticos, deja un intenso sabor amargo en el que destacan las notas a uvas y vino blanco.