Nuestros amigos de Hamburguesas en Madrid quieren que viajes y te alimentes como te mereces y por eso te han preparado esta selección de hamburguesas que no te puedes perder en tus viajes por el mundo. Ya no tienes excusa para decir ¡yo estuve allí y me zampé esa burger!

Que la hamburguesa está de moda no es ninguna novedad, y que día a día vemos cómo florecen nuevos restaurantes donde comer este suculento plato allá donde vamos. Para los que vivimos y disfrutamos Madrid nos es más que habitual tener problemas para elegir entre tanto sitio, pero ¿qué pasa cuando salimos de nuestra ciudad y nos apetece una buena burger? Pues bien, tras unos años de investigación profunda, os podemos hablar de las mejores (y peores) hamburguesas exóticas que puedes probar alrededor del globo. Quizás algunas sean normalitas, otras más raras, pero todas van acompañadas de algo que las hace únicas, puede ser su carne, su pan o simplemente el hecho de que para llegar a saborearla tienes que pasarte 9 horas en un bus, cruzando una zona perdida de Tailandia o llegar a una playa paradisíaca en mitad del Caribe.

Tavern 47, en Shangri-La

Vas recorriendo la China más profunda, te acercas al Tíbet y llegas al denominado “paraíso terrenal”, según la novela “Horizontes lejanos”. Todo es muy bonito, hay muchos templos, pero tienes tanta hambre que te comerías… un yak… ¡un yak! Pues dicho y hecho, vas a este hostel, ojeas la carta y entre tanta comida local tus ojos se van directos a la hamburguesa hecha con carne de esta especie de vaca con mucho pelo. Te cuesta hacerte entender, pero al fin te llega carne bonita, con su pan blando, sus patatas y su bebida, todo ello por menos de 5 € y te saben a gloria. Sin duda, el yak no se puede acercar al sabor de un buen buey, peor oye, no te podrás quejar, es exótico, es barato y el marco es incomparable.

MOS Burger, en Japón (y extendiéndose por sus países vecinos)

Podríamos decir que MOS es la versión japo de un Burger King, pero es mucho más, empezando por la calidad, que no tiene nada que ver y siguiendo por la fusión de sabores típicos del país del sol naciente. Los locales son bastante agradables y todo respira rollo zen. Pero lo que más nos gusta es su Yakiniku Burger, la cual, a pesar de ser bastante “sencilla”, nos tiene robado el corazón. Se trata de carne de ternera laminada hasta conseguir, casi, la textura de un filete de carne picada. Pero lo sorprendente es que en ver de pan, nos colocan dos trozos de arroz compactados. Sin duda, todo un logro de ingeniería que no sólo conquista nuestros ojos, sino también nuestro paladar. Además, la oferta de Mos Burger va más allá, por lo que os recomendamos que buceéis un poco en su carta y os dejéis seducir por muchas otras tremendas variedades.

Whopping Burger, en Laos

Hay muchas formas de viajar y todas se basan en el presupuesto que tengamos. La más dura, pero sin duda más divertida es la que conlleva ir con tu mochila a cuestas, de autobús en autobús y reduciendo los gastos al mínimo. Esta vida de mochilero hasta tiene sus propias rutas, resumidas con un nombre: Banana Pancake Trail, la cual siguen miles de jóvenes de todo el mundo en busca de aventuras. Pues bien, una de esas paradas obligatorias es Laos, concretamente Vang Vieng, un pueblecito que ha cambiado las fiestas de whisky y opio por las de mochileros ávidos de conocimiento. Pues bien, para estos especímenes hay un punto d interés que no puede faltar, Wopping Burger, una suerte de lugar de reunión de excursionistas, exentado por una pareja de japoneses y en el que por algo menos de 4 € podrás degustar una buena burger entre gritos en todos los idiomas posibles. La carne (de ternera, según nos dijeron) está sorprendentemente buena y el conjunto merece la pena, llegando casi a un nivel de “gourmet”, un término que últimamente está muy de moda en este mundo hamburguesero. En conclusión, si tienes hambre y estás hart@ de baguettes, aquí tendrás tu recompensa en forma de carne emparedada.

Rock Me, en Chiang Mai

Nuestra ruta hamburguesera por el sudeste asiático nos lleva hasta Chiang Mai, al norte de Tailandia, donde la comida callejera nos rodea con sus humos y sabores allá donde vamos. Y en medio de toda la locura de los puestos y food courts nos encontramos, como no podía ser de otra forma, ese oasis que tanto nos gusta en el que la burger es la protagonista. Os somos sinceros, esto de ambiente local tiene poco, estamos ante un establecimiento hecho puramente para visitantes, embriagados por el olor de esa parrilla que también a nosotros nos vuelve locos. Por menos de 4 € podrás degustar una hamburguesa interesante en medio del bullicio propio de la calle más transitada de la ciudad, comiendo una carne gruesa, bien picada y entre dos panes ideales. Todo un soplo de aire fresco entre tanto arroz y pollo.

Old Trafford Burger, en Penang

Si todas la referencias anteriores brillaban por su ubicación y sabor, ahora os hablamos del punto negro del artículo. Georgetaown es la segunda ciudad más poblada de Malasia y capital de la isla de Penang, donde se concentra la mayor cantidad de contrastes gastronómicos que hayamos visto. La comida china convive con la india y la árabe a partes iguales y es rara la calle que no s encanta invadida por puestos y carritos de comida de todos estos países. Pues bien, en la popular Love Lane encontramos, entre tanto noodle y tanto satay un puestecillo con jugadores de fútbol en su decoración y una plancha con carnes y panes que nos llaman la atención al instante. Puestos a probar, no podemos dejar pasar la ocasión. La carne no está mal, sin ser de otro mundo y el pan es lo más desagradable que hayamos visto, consiguiendo un connjuto que sólo s puede resumir mirando la foto que tenéis junto a estas líneas.Pero ahí no acaba la cosa y entre la humedad, la comida en el suelo y demás situaciones, las ratas abundan, curiosas, por los alrededores, por lo que la degustación de esta hamburguesa se convierte en una de las experiencias más exóticas (si podemos usar esta expresión) que tendrás en cualquiera de tus viajes.

OINK, en Edimburgo

Y comenzamos la vuelta a casa con una parada obligatoria para cualquier carnívoro que se precie. Esta marca, con varios locales repartidos por la ciudad, tiene como referente un cerdo asado en el mismo cristal del restaurante, el cual se va desmenuzando con cada pedido hasta que, literalmente, quedan los huesos. Además de ser una burger barata, el aliciente de mezclar la carne asada porcina con haggis, la comida típica de Escocia, convierte a Oink en todo un must si vas caminando Edimburgo.

Hamburguesería Súper Guay, Lanzarote

Vale, estamos en España y puede que no sea todo lo exótico que te gustaría, pero Lanzarote es una isla que tiene mucho encanto, lo mires por donde lo mires y después de una excurisón por el Parque Nacional de Timanfaya o una exploración en profundidad de sus maravillosas playas, el hambre hace su aparición y nada mejor que una burger para remediarlo. Este local está frecuentado por gente de la isla y parece que los turistas no han llegado hasta ella. Se trata de un local con toda la pátina que sólo sale con el paso de los años. Aquí no hay estridencias ni decoraciones despampanantes, sólo sillas (pocas, porque siempre está hasta arriba de gente) y una variedad de platos “rápidos” a muy buen precio. Se trata de una hamburguesa sencilla, tirando a batallera, pero oye, por 3 €, sabe a manjar de dioses y el pan tostado remata el punto de calidad para un sitio por el que, a simple vista, nunca apostarías en tu visita a una de las islas más exóticas del archipiélago.

[BONUS TRACK] FoodTruck, en Madrid

Porque tenemos lectores internacionales y estamos buscando burgers que se salgan de la norma, no podemos terminar sin este bonus. Abierto no hace más de un año, tenemos las auténticas hamburguesas de la América más profunda. Cantidades ingentes de carne en un increíble equilibrio nos dan la bienvenida en un local de obligada visita para los amantes de la carne presentada de las formas más espectaculares. Y lo mejor es que son baratas, están tremendas y tienen una calidad sólo comparable a su magnitud. ¿Se puede pedir más para uno de los mejores locales hamburgueses de la capital?

Y hasta aquí el repaso de las 6+1 hamburguesas más exóticas que te puedes llevar a la boca cuando viajes. Obviamente, hay muchas más y este artículo podría ser infinito, pero teníamos que elegir unas cuantas y no volvernos locos. Si quieres seguir descubriendo lugares donde nutrirte con buenas y únicas burgers, te recomendamos seguir la página de Hamburguesas en Madrid, ya que no paran de visitar y presentar nuevos sitios, ya sea de la ciudad o del resto del mundo.