TAPAS Tu comida favorita… 

JOMON Lo que mejor me sienta es la comida fusión, la diversidad de alimentos y de sabores, una comida global para una nueva generación foodie que busca la autenticidad y la diversidad en la mesa.

T. … y la que menos te gusta.
J. La que hay que cortar con cuchillo y que resulta tan monótona y simple de comer como un entrecot o un escalope.

T. El último restaurante en el que has sido emplatado…
J. A Elena Arzak le ha encantado mi acabado en negro para emplatar su ‘Huevo a baja temperatura con maíz de pozole’.

T. … y el que no deja de motivarte una y otra vez.
J. La Maison Carte D’or, en su sometemos a nuestro cuestionario a JOMON, el cuenco de referencia de la marca de menaje de diseño cookplay. jomon flagship de París, donde soy el soporte de su suculento macarron glace.

T. Tu mesa favorita…
J. La nueva mesa moderna para compartir comidas creativas, picnics, tapas, eventos, caterings … siempre sugerentes y divertidas.

T. ¿Dónde te podemos encontrar?
J. En las tiendas más trendy del mundo (Merci, Lafayette, La Comercial, Mosel, Isolée…) y en los restaurantes más vanguardistas (Azurmendi, Arzak, Akelarre, Can Roca…).

T. ¿El primer alimento que emplataste?
J. Fue durante mi primera sesión de fotos con Kathrin Koschitzki, una natural ensalada de calabaza y nabos en el porche de un caserío.

T. ¿Y el último?
J. Recuerdo esa última sesión de fotos con Mikel Ponce en mis acabados plata y negro donde la chef Carito Laurenço dibujó una mesa desestructurada en una composición espacial.

T. Lo que más te gusta lucir…
J. Los postres, sobre todo con el acabado oro; un tiramisú, un helado, un suflé… muero por los postres.

T. ¿Con qué cocinero te gustaría colaborar?
J. Por mis formas limpias y sensuales soy muy cercano al diseño nórdico, por eso creo que, por ejemplo, con Christian Puglisi, en su restaurante Relae de Copenhage, habría muy buena simbiosis para salir de nuestras mesas habituales y adentrarnos en terrenos desconocidos.

T. ¿Que te gustaría ser de mayor?
J. Mi mayor sueño sería convertirme en un icono de diseño, pero eso lo tiene que decidir nuestro público.