Nació en Francia en 1817, copa todos los recetarios de la gastronomía española desde los años 50 y es hija predilecta de tascas, bares y estrellas Michelin. ¿De quién hablamos? De la croqueta.

Hay quien no concibe la vida sin aire y hay quien no concibe la vida sin una buena ración de croquetas. Somos de los segundos. Una buena croqueta siempre estará en nuestro equipo y en esta amplia selección de establecimientos que hoy traemos para ti y tu estómago.

Si algo tenemos que agradecer a Francia (entre muchas otras cosas) es el hecho de haber descubierto la receta de las croquetas allá por 1817. Croquer, como suena la onomatopeya en francés. Y desde entonces su fórmula de elaboración se ha ido extendiendo por todo el mundo. Por eso hemos querido resaltar los sitios que nos han ganado gracias a sus croquetas.

La ruta de la croqueta

¿Primera parada? Podría ser 5 Cucharas. Cinco platos que cambian en función de lo que compre su dueña en el Mercado Maravillas y seis platos fijos de carta, entre los cuales están las croquetas.

La ruta de la croqueta

Basarri Gin Club es otro local madrileño en La Latina que ofrece croquetas caseras, tradicionales y muy divertidas al paladar.

La ruta de la croqueta

Rosales 30 también es otro de los sitios por sus ocho versiones distintas.

La ruta de la croqueta

Salimos de Madrid y nos vamos hasta La Rioja, a Echaurren, para probar la perfección convertida en croqueta.

La ruta de la croqueta

También nos dejamos caer por Casa Marcial, en Parres La Salgar, Asturias, para probar el rebozado transparenta y la bechamel líquida que explosiona en la boca.