Entre unas cosas y otras Starbucks está cogiéndole el ‘gustillo’ a ser noticia todas las semanas, y no nos extraña si tenemos en cuenta el ritmo tan acelerado que tiene de crecer con cadenas en casi todos los países de casi todos los continentes. Hace de todo y para todos los gustos, lo último es una apertura en Kioto con apariencia de típica casa de té japonesa.

Destina sus sobrantes  a bancos de alimentos, se alía con grandes estrellas de la música para elaborar bebidas solidarias y rinde homenajes a las cafeterías típicas del país en el que se deje caer, como su última apertura en Kioto, prevista para el 30 de julio, en el distrito Higashiyama, y de inspiración totalmente japonesa.

Las casas de té en Japón comenzaron su andadura allá por el siglo XVII, convertidas, a día de hoy, en auténticos lugares característicos de la cultura japonesa. Por ese motivo, Starbucks  ha querido asentarse en Kioto de la mejor manera posible, cambiando su concepto de cafetería por el de casa de té para mimetizarse más con esta ciudad japonesa.

El local ya sólo está pendiente de su pistoletazo de salida, pero sus cimientos tienen más de 100 años, está considerado un templo budista y es Patrimonio de la Humanidad. Además de estar decorado todo su interior con motivos japoneses y tener una filosofía totalmente ligada a la cultura del país.

Un auténtico homenaje que se espera haga lo mismo con la cultura de otros países del globo.